6

BitLocker es seguro (reflexiones y “mea culpa”)