6

Windows 7: ¡mira mamá! ¡Sin disco!